Saltar al contenido

10 indicadores de síntomas de sufrir Alzheimer

alzeimer alceimer prevenir sintomas

Los síntomas de la enfermedad de Alzheimer suponen la pérdida progresiva de las funciones propias del cerebro y que nos permiten la relación con el medio. Se denominan en conjunto funciones cognitivas (literalmente, «funciones del pensamiento») e incluyen entre otras memoria, lenguaje, orientación visual y temporal, atención y planificación.

Los síntomas de la enfermedad de Alzheimer

También afecta a las capacidades emocionales y conductuales tales como la motivación, ánimo, percepción de la realidad y sueño. Los síntomas se desarrollan de manera gradual y progresiva.

En un gran número de personas afectadas de enfermedad de Alzheimer, los primeros síntomas ocurren en relación con su capacidad para memorizar cosas nuevas.

Esta función cognitiva se denomina memoria episódica o autobiográfica. La persona no es capaz de recordar hechos recientes y además no se incrementa sustancialmente su capacidad para recordar si le ayudamos con pistas o ponemos el hecho a recordar dentro de un contexto.

alzeimer alzheimer alcemer

Es esta incapacidad para utilizar claves es la que se afecta más selectivamente en la enfermedad de Alzheimer, mientras que en el envejecimiento, esta capacidad de valernos del contexto está preservada.

A estos síntomas de memoria, se suele asociar cierto cambio de carácter predominando la apatía. Posteriormente se van sumando síntomas tales como:

Si detectáis alguno de estos síntomas, acudir a vuestro médico inmediatemente:

  • Cambios en la memoria
  • Dificultad para resolver problemas
  • Dificultad para realizar tareas habituales
  • Desorientación en tiempo y lugar
  • Dificultad para relacionar objetos
  • Problemas en el lenguaje oral y escrito
  • Colocar objetos fuera de su lugar habitual
  • Falta de juicio para tomar decisiones
  • Pérdida de iniciativa
  • Cambios en el humor o en la personalidad

Pero qué causa la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad cerebral, progresiva e irreversible.

En el cerebro de las personas afectadas se producen dos tipos de lesiones neurodegenerativas muy características:

  • La acumulación de placas de proteína beta-amiloide y de ovillos neurofibrilares de proteína Tau
  • Lesiones vasculares que muy probablemente también contribuyen a los síntomas clínicos de demencia.

No se conocen sus causas con exactitud.

Las primeras lesiones, típicamente, se inician en una región del cerebro denominada hipocampo, cuyo correcto funcionamiento es crucial para la formación de nuevos recuerdos y el aprendizaje.

Desde ahí se extienden progresivamente a otras regiones del cerebro.

Estos daños pueden haberse iniciado hasta 15 o 20 años antes de la aparición de los primeros síntomas.

Es la fase que se conoce como fase preclínica. Esto ha llevado a entender el Alzheimer como una enfermedad cerebral con una larga etapa sin síntomas. Seguida por un progresivo deterioro cognitivo que, finalmente, desemboca en una demencia.

¿Cuál es el tratamiento actual para el Alzheimer?

Por ahora todavía no contamos con un tratamiento que pueda prevenir el Alzheimer o detener su curso.

Contamos, eso sí, con medicamentos que pueden ayudarnos a paliar algunos síntomas y mejorar la calidad de vida de los afectados.

Estos tratamientos suelen ser particularmente útiles durante los primeros años de la enfermedad. Su efectividad va disminuyendo con la progresión de la enfermedad a fases avanzadas.

Al principio, algunos síntomas del Alzheimer pueden pasar desapercibidos. De hecho, no todos los afectados manifiestan los síntomas de la misma forma ni con la misma frecuencia.

Una vez los síntomas aparecen, las personas afectadas van sufriendo una incapacidad y dependencia progresiva que alcanza a la autonomía para realizar las actividades más básicas.

Esto significa que pueden tener dificultades para comer, vestirse o incluso, en fases muy avanzadas, para andar.

Poco a poco, pues, se harán imprescindibles los cuidados permanentes y la presencia constante de un cuidador.

La duración de la enfermedad desde la aparición de los primeros síntomas es muy variable, pudiendo llegar hasta los 20 años en algunos casos.

Factores de riesgo de padecer los síntomas del Alzheimer

Cada vez es mayor la evidencia de que el origen de la enfermedad se deba a una combinación de varios factores de riesgo, algunos modificables y otros no.

Entre los factores de riesgo no modificables se encuentran:

  • la edad, aunque esto no quiere decir que el Alzheimer sea una consecuencia inevitable de envejecer.
  • la genética, que influye en el riesgo de padecer la enfermedad, pero que no es determinante en el 99% de los casos.

Por otro lado, los factores de riesgo modificables incluyen:

  • los factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia, tabaquismo, obesidad…).
  • aspectos relacionados con el estilo de vida (nutrición, actividad física, cognitiva y social).

sedentarismo obesidad alzheimer

Actualmente no existe ninguna fórmula que garantice que se evitará el desarrollo del Alzheimer.

No obstante, la adopción de hábitos de vida saludables nos ayuda a controlar los factores de riesgo modificables que inciden en nuestra salud cerebral y puede disminuir las probabilidades de padecerla o retrasar su aparición.

El consumo de ácidos grasos omega-3 y el los síntomas del Alzheimer

El efecto de ácidos grasos omega-3 en la fisiopatología de la demencia todavía no se aclara completamente. Sin embargo, la ingesta de pescado y de otras fuentes de ácidos grasos omega-3 EPA y DHA ha sido asociada con el retraso del deterioro cognitivo leve y del riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer en adultos mayores.

Los adultos mayores con niveles más altos de EPA y DHA en el plasma mostraron mejora en las funciones cognitivas tales como la fluidez verbal, la velocidad de procesamiento de la información y la memoria visual. Por consiguiente, los efectos de la administración de suplementos de EPA y DHA en los adultos mayores en estadios iniciales de la demencia y en el deterioro de la memoria son prometedores.

(Ver estudio aquí)

Hay algún producto de Herbalife qué lleve acidos grasos omega-3?

Sí, además del Formula 1 de Herbalife, existe el Herbalifeline Max.

La razón fundamental de su uso es que te seguras de ingerir la cantidad adecuada diaria de omega-3.

Sin el riesgo que conlleva su consumo a través de pescados contaminados y tóxicos en mercurio y otros metales pesados.

El Herbalife Line Max aporta los siguientes beneficios:

  • El ácido graso EPA y el DHA contribuyen al funcionamiento normal del corazón
  • El DHA contribuye a mantener el funcionamiento normal del cerebro
  • El DHA contribuye al mantenimiento de la visión en condiciones normales
  • DHA y el EPA contribuyen a mantener unos niveles normales de triglicéridos en la sangre
  • El DHA y el EPA contribuyen a mantener una tensión arterial normal

HerbalifeLine Max

Hazte miembro para comprar con descuento y/o generar ingresos extra

Este producto no está destinado a diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Estoy con ganas y quiero más información

Por supuesto. En interlife somos personas reales tan  normales y corrientes como tú. Puedes contactar con nosotros directamente por Whatsapp. Pulsa en la imagen para iniciar una conversación con nosotros.

contactar info whatsapp

error: Atención: Esta página web y sus contenidos están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual.